Fresco y joven

  • Año

    2018

  • Lugar

    Palermo

  • Tipología

    Departamento 3 ambientes

  • Intervención

    Decoración integral

De las cosas más gratificantes que me pasan en esta profesión, es que me llamen para un nuevo trabajo porque “se enamoraron” de otra casa en la que hicimos alguna intervención. Amo ese poder de expresión y de emocionar que tienen los espacios. Y eso sucede cuando atrás de un proyecto hay alma, hay corazón.

Ese fue el caso de Sergio, Graciela y Camila, que nos contactaron después de hospedarse unos días en un departamento de Palermo que diseñamos hace algunos años para Gustavo y Cecilia (miralo en “Como de revista”). Ellos acababan de recibir las llaves del departamento que habían comprado de pozo en Buenos Aires, y tenían que hacer todo el diseño interior. No era su vivienda principal, porque son de Trelew, pero Sergio viaja mucho por trabajo y Cami empezaba la Universidad y venía a instalarse acá para estudiar (¡arquitectura casualmente!). 

Siempre pienso en cómo el dinamismo de la vida nos hace tomar nuevas decisiones y cuán importante es acompañar esos cambios en los espacios donde vivimos. Y para Camila, esta iba a ser su nueva casa, pero no sólo eso. También su nueva ciudad, su nuevo ámbito social, su nueva carrera, sus nuevos amigos, sus nuevas rutinas. Muchísimos cambios. ¿Y cómo no acompañar todo eso diseñando nuestros espacios para que sean lo más cercanos a posibles a nuestra vida actual?

En eso trabajamos con ellos. Camila, con sus 18 años, fue muy protagonista en todo el desarrollo del proyecto. Sergio y Graciela también, pero siempre acompañando a su hija en en esta gran nueva etapa de su vida.

Camila, con sus 18 años, fue muy protagonista en todo el desarrollo del proyecto.

Diseñamos los tres ambientes del departamento sobre un concepto bien joven y fresco, con aires muy nórdicos. Sobre una base blanca, elegimos un color para cada ambiente y sobre cada color utilizamos distintos matices, aplicándolo en diferentes elementos.

Sergio pidió dos cosas: el amarillo como color para el dormitorio de ellos y un escritorio para poder trabajar con su compu. Con Cami (¡futura colega!) fuimos eligiendo juntas cada detalle del living y de su cuarto. Los artefactos de luz son verdaderos protagonistas.

Fue un proceso hermoso, de esos en donde lo humano está presente todo el tiempo y aparece en cada decisión. Me encanta cuando los proyectos se construyen a partir de las historias, de la gente, de lo que somos y de lo que deseamos.