Blog

Diseño interior ¿Por dónde empiezo a decorar mi casa?

Una de las consultas que más realizan las clientas y alumnas que están por repensar el diseño interior de su casa es que no saben por dónde comenzar.

Las preguntas qué más escucho son: “¿Qué hago primero? ¿Empiezo por los colores, por el estilo, por la distribución, por los materiales o por los proveedores?

¡Un montón de frentes comenzar! En este video te propongo conocer los pasos previos fundamentales para que puedas definir tus objetivos, pilares, deseos y necesidades, para construir un camino que le dé sentido a tu proyecto de diseño.

Si después de leer el artículo querés profundizar en el tema de la distribución de ambientes, podés suscribirte y acceder a mi mini curso gratuito en el que te voy a enseñar a hacer un tablero de inspiración con estilo propio.

¡Empecemos paso a paso!

1. Conocer tu casa

Debes conocer tu espacio en todas sus dimensiones y medidas reales, ¡exactas! Además, es importante que conozcas su funcionalidad, es decir, conocer qué problemas tiene, qué elementos consideras que le hacen falta, cuáles son los materiales existentes, cuáles vas a sostener y cuáles no.

También, es importante tener en cuenta el contexto en el que está ubicada tu casa, por ejemplo, si se encuentra en un barrio céntrico de la Ciudad de Buenos Aires o frente al mar. Esta variable te condicionará en el resto de las decisiones.

2. Conocerte a vos

Conocer tu personalidad y estilo de vida, es crucial para trazar el rumbo del diseño interior de tu casa. Esta es la clave para que tus interiores tengan personalidad y reflejen tu identidad.

3. Definir tus deseos y necesidades

Hace una lista bien detallada de cuáles son tus necesidades y deseos.  Por ejemplo, cuando pensamos en necesidades, debemos evaluar los problemas que necesitamos que el nuevo diseño resuelva, ¿más espacio? ¿comodidad? ¿funcionalidad?

4. Definir tus objetivos o intenciones (adjetivos)

Buscá adjetivos relacionados al resultado que querés obtener en tus espacios. Te invito a pensar qué es lo que te gustaría comunicar y lograr con toda esta renovación.

5. Buscar inspiración

Ahora sí, mirá referencias en Pinterest, Instagram o revistas de decoración. De ahora en adelante, vas a buscar inspiración empapada por tus propias necesidades, deseos y personalidad. La búsqueda va a estar orientada por tu esencia, necesidades y deseos. ¡Te lo garantizo!

6. Hacer un tablero de inspiración 

Plasmá en un tablero de inspiración todas las imágenes, texturas, paletas que hayas recolectado en el paso anterior para visualizar e integrar todo lo anterior en un solo lugar y de forma bien visual.

7. Definir un concepto estilístico

Acotá el universo de posibilidades. Llegó la hora de pulir todo el trabajo anterior y avanzar sobre las decisiones concretas. ¿Cuáles son los colores que vas a usar? ¿Qué texturas? ¿Qué estilos? ¿Qué formas predominarán? ¿Cómo vas a iluminar?

Es normal que una vez que hiciste todo este trabajo igual te sigas preguntando: “Y ahora, ¿qué hago?, ¿empiezo por el color?, ¿por definir mi estilo?, ¿eligiendo los materiales?”. ¡Es súper normal! 

Te sugiero que, como pudiste ver en el video, tengas en cuenta que puede haber un recurso que tenga más peso como el color, estilo o la funcionalidad, pero aun así, lo ideal es manejarlos de manera integral, sin descuidar el resto de los recursos y hacerlos funcionar como un todo para que el diseño de tu casa tenga coherencia. En definitiva, el estilo está definido por colores, texturas, materiales y formas. 

Lo más importante en el diseño, como en casi cualquier orden de la vida, es conocer el para qué de las cosas. ¿Qué querés lograr con cada decisión? 

Si querés conocer más sobre cómo definir tu propio estilo, suscribite a mi mini curso gratuito haciendo click acá.