El PH de la infancia

  • Año

    2011

  • Lugar

    Belgrano

  • Tipología

    PH de 3 ambientes

  • Intervención

    Reforma integral

Este PH era la casa de la infancia de Raquel. Por esas cosas de la vida, y luego de una larga sucesión, decidió volver a vivir ahí. Pero estaba todo realmente destruido. Había estado alquilado mucho tiempo, luego estuvo vacío, luego lo intrusaron, hasta que finalmente lograron desalojarlos y recuperar la propiedad.

No era fácil para Raquel emprender una obra pero se decidió a hacerla. Había que hacer de todo. Ella sólo nos pidió conservar la distribución original y ganar toda la luz y el aire posibles.

Era un PH típico, de esos a los que se ingresa por el patio, que en general tiene un toldo, y al que dan todos los demás ambientes de la casa. En este caso eran 2 habitaciones de 4 x 4 m, un baño y la cocina. También había una escalera que llevaba a un dormitorio pequeño en planta alta. La terraza estaba inutilizada.

Decidimos sacar el toldo y armar un techo de vidrio con unas ventanas automatizadas en el pequeño lateral trapezoidal que quedaba entre el piso de la terraza y el propio techo de vidrio. Con esto Raquel iba a poder ventilar su casa (sino suelen quedar muy encerrados esos patios techados).

Los dos ambientes de la Planta Baja eran oscurísimos y súper encerrados. Entonces se nos ocurrió “robarles” 1 m² a cada uno y abrir un patio de luz y aire, haciendo un corte en la terraza. ¡La diferencia fue abismaaaaal! Ahora Raquel no sólo tiene luz en las dos habitaciones, sino que además puede abrir una ventana, ventilar, regar las plantitas y verlas desde la cama y desde el living. Un clarísimo salto de calidad en ambos ambientes. Eso es calidad espacial, esa es la arquitectura que te cambia la vida.

La cocina la integramos al patio, que ahora es el comedor de la casa, y el baño lo reciclamos a nuevo. También se hizo toda la plomería y la electricidad de cero. Se recuperaron todas las aberturas de madera y completamos la escalera para poder acceder a la terraza.

Un cambio radical para rescatar la casa de la infancia de Raquel y convertirla en su casa actual, llena de luz y aire, donde hoy la visitan sus hijos y sus nietos.